PARABOLA DE LA GRAN CENA

LUCA 14, 15-24

Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios.
Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convido a muchos.
Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo esta preparado.
Y todos a una comenzaron a excusarse.
El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuse.
Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y boy a probarlos; te ruego me excuses.
Y otro dijo: acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.

Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad; y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.
Y dijo el siervo: Señor se ha hecho como mandaste, y aun hay lugar.
Dijo el señor: al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar para que se llene mi casa.
Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustara mi cena.

REFLEXION:
Jesús nuestro señor nos dice: que cuando somos llamados a cenar con él debemos de escuchar su llamado.
La cena de navidad las personas la han tomado como una tradición; sin embargo a la cena que nuestro señor JESUCRISTO nos invita es la de la unidad con nosotros mismos en el mundo; compartir todo lo que tenemos con los demás, no pensar solo en nosotros; sino mantenernos como uno solo. Por que DIOS es uno y nosotros somos su creación por tanto debemos ser uno también.

Mary Paula.
DIOS TE BENDIGA (cristo te ama).
Share this article :

Publicar un comentario en la entrada

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. RELI-RADAR - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger